Por el camino,

una rama esquelética

me dice adiós.