¡ah! Los fantasmas,

que habitan en los pinos

cuidando el monte.