En la recámara

zumba el ventilador;

afuera, llueve.