La luz

La luz del faro aluza al viento

que persigue a la red,

a las sirenas y a las olas.

Tiemblan los peces.

En la memoria de la noche

se oyen pasos de viejos naufragios.

El mar contempla a las almas

que abrazadas al viejo tablón

sucumben al ojo espumoso del remolino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s