Sobre el camino
yacen las hojas ocres.
Nadie ha llegado.