Cómo traer
tus sopranos latidos
a mi jarrón.

corazón de porcelana