Pronuncio despacio tu nombre.
¡Qué escuche el golpe de mi lengua!
como el agua que golpea en las lajas
y humedece las estrellas.
¿Eres catarata,
o el toc toc del pájaro carpintero?

¡nada!

Solo

fuiste ala,

que besa y se va.