Mañoso el cerebro

Neurociencias divertidas

El cerebro sabe muy bien qué quiere y cómo lo quiere, es por eso que cuando de comida se trata, la elección inconsciente siempre será la opción con la mayor cantidad de calorías y, ante todo, los carbohidratos – cuando los escogeremos, el cerebro nos premiará con la inyección de la dopamina que garantizará las emociones positivas. Yeah!!!

Estas preferencias cerebrales por las comidas están condicionadas evolutivamente para salvarnos de la muerte de hambre. El sistema del incentivo dopamínico como todo en nuestro cerebro, se iba formándose desde nuestros antepasados por lo tanto es un sistema potente y dominante. La alimentación es uno de los factores que aseguran nuestra buena formación desde las etapas prenatales y nuestra supervivencia en general. Así que no es difícil entender, por qué ahora, cuando la accesibilidad de la comida llegó al nivel nunca antes experimentado por la humanidad, ésta se convirtió en un sustituto…

Ver la entrada original 1.096 palabras más