¿No te da asco saber que tu vecino saca la vuelta a su esposa con la empleada y también con el jardinero? ¿No te parece nauseabundo que un adolescente va en las tardes a la iglesia a robar las carteras de las viejitas distraídas? ¿No crees que es repulsivo el racismo? Sí ¿verdad? A mi […]

a través de CEREBRO Y COMIDA. Parte 2: saboreando la moral — Neurociencias divertidas