Choka a las mujeres olvidadas

Es mediodía
y las mujeres lavan,
mientras el río
parece que murmura.
En la hondonada
duerme la lejanía.
Cerca, los hombres
beben cerveza y ríen.
La tarde es sepia.
Y las manos callosas
cogen la ropa,
levantan su cansancio
y marchan con sus crías.

mujer desnuda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s