Esta tristeza
se parece al bostezo:
llega y se adosa.
Largo será el camino;
veo la orilla
de una profunda noche.
cabizbaja, e insólita.

camello.1