Que mi muerte sea químicamente sublime: pasar a gas sin ser líquido.