Estoy.
vivo,
consciente,
puedo caminar.
Hay silencio.
Las perras duermen.
mis dolores cicatrizaron.
.
El silencio se ha hechado.
la noche inquieta presiente la aurora.
hay un cielo fresco, rosado titilante.
Es la hora, me digo
y parto a cualquier luna.
Abajo se escucha el silbato del velador
y el rugir de un carro en la lejanía.

the-starry-night-1889(1)

Van Gogh