Mi memoria es penumbra,
tarde temblorosa,
Llovizna seca;
recuerdos con ala rota,
árbol mocho, deshabitado.
Cantos sordos.
Palabras sueltas,
rendijas agónicas de luz

Sueño en silencio.
Lejos se retiran tus pasos.
Un día olvidaré quién soy.
¿Seré mar? ¿Agua que ahoga las visiones?;
sólo tengo memoria de espuma:
que se abre
cuando el ave se hunde y levanta el vuelo llevando un pez hacia las nubes.

despedida