Las perras duermen.

Tóda la noche aullaron

a la luna de sangre.