En la sabana,
el estruendo de un rayo
nunca perturba
a los enamorados de la luna.

buho.luna