No habrá retorno
para el agua que corre,
se van los pájaros,
huyendo de la inclemencia.
También te fuiste,
dejando tus demonios
despiertos e inconcientes.