Mi antiguo enamorado me tenía entre algodones de azúcar y siempre repetía que yo era la más dulce; era su bombón de chocolate, su caramelo masticable. Por desgracia una creciente diabetes lo obligó a apartarse de mi lado.
La separación me agrió a tal punto el carácter que a mi nuevo pretendiente le produje acidez. Ahora a ninguno le resulto apetecible. Muy a mi pesar tendré que alejarme de esta secta de caníbales entre los cuales me sentía muy querida si bien algo diezmada.

mujer de rojo

*Periodista y novelista argentina, Luisa Valenzuela ha trabajado para numerosos medios de comunicación, como el diario La Nación, y a lo largo de su carrera ha disfrutado de becas como la Guggenheim o la Fullbright en apoyo a su obra literaria.

Valenzuela ha sido homenajeada por la Casa de las Américas y, además de seguir con su producción de cuentos y novelas, sigue escribiendo columnas de tipo periodístico. A lo largo de su carrera ha recibido numerosos premios y galardones, como el Konex, la Medalla Machado de Asís o el Astralba. De entre sus títulos habría que destacar algunos como El gato eficaz, La travesía, Cola de lagartija o El mañana, entre otros.