Después de haber interrogado a los animales todos estaban satisfechos, pero el mono estaba disgustado… Pues qué te parece, si te toca una hembra que te dice: anda monitodame un beso de pasión en la boca y dos minutos después, ordena: ahora regrésate y dame uno en mi florecita…Y la jirafa así me tuvo de arriba a abajo, de abajo hacia arriba, sin descanso, hasta que ella tuvo su orgasmo. Luego se fue a comer hierba… ¿tú crees que estoy a gusto?

mono