Un hombre está en el Supermercado en la cola de la caja, esperando pagar. Detrás de él se ubica una rubia espectacular, remera corta y shorts ajustados.
La sorpresa del hombre es total cuando la chica le sonríe, y más aún cuando le dice:
– ¡Hola! ¿Cómo estás?
– ¿Nos conocemos?
– Claro; sos el padre de uno de mis chicos….
El hombre empalidece y trata de recordar las veces que le fue infiel a su esposa.
Y dice:
– ¡Dios mío: vos sos una de las dos strippers de la fiesta de la oficina hace tres años, que después terminó en una orgía y nosotros hicimos el amor sobre una mesa de pool mientras todos mis amigos miraban y aplaudían mientras tu compañera me pegaba con un látigo en las nalgas! No me digas que quedaste embarazada!
Y la chica, mirándolo fríamente a los ojos, le dice:
– No, boludo!! Soy la maestra de jardín de tu hijo

cara

Tomado de Fb “El chiste nuestro de cada día”