Los resultados de las muestras de orina, de la joven se le dio por equivocación a una señora viuda sesentona que al abrirlo decía “Positivo a Embarazo”  la señora pensando en voz alta dijo, “ya no se puede confiar en nadie, ni en las velas”

 

tortuga.