Viejo marino
cansino y encorvado,
que con brújula en mano
miras el mar,
rompiendo espuma y agua
para ser horizonte.
decepción y tristeza