Ella vive en un pueblo donde los varones son lampiños y las féminas de abultados pechos. Él, mora muy distante y los hombres son de pelo en pecho, con mujeres de escaso busto.
Después de meses de plática con el Messenger, se vieron en la pantalla. Ella escruta su pecho y él disfruta al verla con vestidos de profundos escotes.

salma1