La lluvia y el frío

le dan a la sabana

nuevo rostro.