La lluvia menuda, fría, moja la oscuridad, los pastizales. Se oye el pujido asmático del camión de pasajeros que conduce a la ciudad. El grito de los pájaros anuncia su llegada. Si deseo abordarlo, es preciso salir corriendo de la cabaña hacía la carretera.
Ella me besa y me pregunta ¿Y si te vas temprano?

cabaña