Niveo el aire.

Verde montaña

aneblinada.

Rubén García con celular