Fría sabana
en la choza del indio
huele a café.