Esta vereda

ya nadie la camina;

ni la luna.

 

Sendero oscuro

que algunos lo transitan;

quiza luciérnagas.

 

Eres olvido

ya nadie te recorre ;

solo el salitre