En el dormitorio la cama es ancha, blanda, con sábanas rojas, blondas almohadas. No tengo lámparas en el buró. Apagaremos la luz, encenderemos una bujía con aroma a jazmín. Como hace calor dormiremos sin frazadas. Bien, yo suelo dormir con una camiseta larga de algodón. Me quitaré la ropa, voltea hacia la ventana, mientras lo hago Acuéstate y descubre el lado donde me acostaré. Mis pies fríos los cobijaré con el calor de tus piernas ¿ no te enojas? Me recuesto en tu pecho y digo en voz baja a tu corazón: me encanta que estés en el lugar que sueño cada noche, es la primera vez, que un hombre se acuesta conmigo en este lecho. Es la primera vez. ¡No me defraudes!

mujer retrato