-Padre, padre  necesito su ayuda. Me atormenta, me llena de imágenes, ya no puedo con mis demonios. Necesito uno, no,uno no, mejor dos y si puede hasta tres; bueno de tres para arriba. me dijo la beata Beatriz  que usted es el incansable. ¿Usted es el padre Juan?
-No hija mía yo no soy el padre Juan. A él lo puedes encontrar  dos cuadras adelante , en la  siguiente capilla.

confesionario,