Luce la púber porque recolecta pitahayas. Regresa del monte con la bolsa llena de frutos. Brinca, silba. Ágil baja del cerro. los senos prometen ser abultados. A la luz del candil, se corta el pelo, se pinta las uñas, riza sus pestañas. Se irá a la capital. Un forastero que recién conoció le ayudará a conseguir trabajo en un club selecto de hombres de negocios. La vida promete; se mira con vestidos de marca luciendo su figura de libélula. Mientras se acomoda vivirá con la madre de León, que así se llama su amigo.

 

Pitahaya (1)