El instante se fue. Quedó el almizcle de tus manos, recorrieron mi nuca y el cinturón de la espalda.
A tientas voy por el camino de aromas -es inútil, lo se. Tus besos fueron pájaros delincuentes.

pajaros al vuelo