El sol naciente
abre la oscuridad
de las montañas.

vangogh.3