Bajo la sombra
el bochorno levanta
guiñando el ojo.