felicia
Felipe Bojalil Garza hijo de Felipe Bojalil Gil (Felipe Gil o El Charro Gil) y la cantante de boleros Eva Garza, por lo que es heredero de una dinastía musical. Los Hermanos Martínez Gil, (sus tíos Pablo y Carlos), Alfredo El Güero Gil (el requinto de oro de Los Panchos) y el compositor y “Crooner” Chucho Martínez Gil. 

A los 15 años vivió en Nueva York, en donde fue acólito y se integró al coro. Volvió a la Ciudad de México. Empezó a cantar rock y baladas en los Cafés Cantantes, visitaba constantemente las oficinas de Discos para llevar sus composiciones, no pasaba nada. Un día fue visitó al Mtro. Rubén Fuentes de la  RCA Víctor, en donde los directivos lo escucharon, grabando su primer acetato. (1961) bajo el pseudónimo de Fabricio, el cual contenía los temas Ruedas, Camina, no Corras, Siempre Balanceándonos, Amor Sincero, Princesita, Multiplicación y Yo te querré, con lo cual se consolidó como uno de los pioneros del rock en español.

Grabó el disco En el Mismo Camino, que tuvo  éxito en Sudamérica: se mantuvo  seis meses en el primer lugar en Colombia, Perú, Venezuela y Chile. Al reverso del disco venía su canción Eres tú, que tuvo muy buena aceptación en todo México. Incursionó en el cine y la televisión, e hizo giras a sudamérica. En 1969, que fue el año en que dejó atrás el pseudónimo de Fabricio para adoptar el nombre de Felipe Gil, con el apellido materno de su padre, que éste mismo usaba como principal en su nombre artístico.

En 1970 resultó ganador en el Festival Internacional de Miami, con su canción Tú, interpretada por Rosario de Alba. En 1973 triunfó en el Festival OTI con La canción del Hombre, interpretada por Gualberto Castro, y en 1975 repitió la hazaña con el mismo intérprete, pero en esta ocasión con el tema La felicidad. Ese mismo año ganó en el Festival Internacional La Voz y la Canción de Puerto Rico, con su obra El río, en coautoría con José Enrique Muñoz, que interpretó Manoella Torres.

Otro gran año fue 1981, cuando conquistó el primer lugar con su canción Libre sin amor, interpretada por él mismo, además de que triunfó rotundamente en el Festival OTI con su gran éxito Lo que pasó, pasó, cantada por Yoshio.

El mayor éxito del Mtro. Felipe Gil fue como compositor de grandes éxitos internacionales como “Hasta que vuelvas” con letra de Mario Arturo Ramos, cantada por Gualberto Castro, José José, Vicky Carr y Luis Miguel; Libre como gaviota con letra de Mario Arturo Ramos, con Manuella Torres; Señora corazón con Johnny Laboriel, y Yo sin tu amor con el Grupo Límite.

Otras canciones destacadas de su inspiración son: Ana del aire, con música de Mario Arturo Ramos; Cuando salga la luna y Dime por qué, en coautoría con Alfredo Bojalil; Mira el sol, con letra de Héctor Meneses; Te amo y Amigos del universo. Autor de temas musicales para las telenovelas Yara, Acompáñame, AI Rojo Vivo, El Maleficio y Espejismo; en ésta última participó como actor principal, al lado de Carlos Piñar y Fanny Cano. También musicalizó el programa de Héctor Suárez Qué Nos Pasa.

Desde 1983, el Mtro. Felipe Gil fungió como Primer Vocal del Consejo Directivo de la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), y en diciembre de 2007 fue nombrado Vicepresidente Operativo, cargo que ocupa hasta la fecha.

En 1986 publicó su primer libro, Amigo, un cuento filosófico que plantea las preguntas que desde niños todos nos hacemos, el cual deja al descubierto las amplias inquietudes de este cantautor mexicano.En noviembre de 2011 recibió el Reconocimiento Trayectoria 50 años, que otorga la Sociedad de Autores y Compositores de México.

http://www.sacm.org.mx/biografias/biografias-interior.asp?txtSocio=06068

fELICIA GARZA

 

 

 

 

 

El maestro o maestra, no importa, tiene alrededor de 200 a 250 canciones, un libro, y ahora con valor sale de su interior la mujer.  A sus setenta y tantos años, decide diseñar su vida y lo ejecuta. 
Le deseamos lo mejor y que la brisa de su obra ofrezca lo mejor de su corazón. La entrevista es excelente.Apto para gente tolerante.
Mucha vida tenga maestra Felicia. Y no se olvide de darnos algún bolero de esos como los que os ofrecieron sus tíos, o tías.