La dificultades del cuento y de la brevedad.

Ernesto Cisneros-Rivera, creador literario.

Todos los cuentistas sabemos lo endiabladamente difícil que es escribir concisión narrativa (en cristiano, el microcuento). Apenas una o dos oraciones, apenas un par de líneas, pero jamás un párrafo y de forma escasa tres líneas en donde quede una historia en su esencia, que narre algo y que no quede en una mera secuencia de ideas. Como cuento, y obra narrativa, debe tener su inicio, su clímax y su desenlace, el cual queda cerrado o abierto, pero sin darle la resolución al lector. Bueno, con el ejemplo y el peso del primer microcuento de la historia (que para orgullo nuestro se dio dentro de la literatura iberoamericana, en México, y de la pluma del fabuloso escritor hondureño-mexicano Tito (Agustín) Monterroso (1921-2003), El dinosaurio, me atreví como buen descarado que ya saben que soy con mi primer intento de microcuento hace casi dos años. Sin más palabrería, aquí se…

Ver la entrada original 52 palabras más