Un esposo llega a deshoras entra al baño se mira al espejo y encuentra en el cuello dos floridos chupetones. Teme a ser evidenciado por su cónyuge. Sin dudarlo va hacia la cuna del bebe y le da de nalgadas. Grita el niño y la madre acude y ve infraganti al marido.
-¿ Porqué le pegas?
-¡Mira mira! Cómo me chupeteo el cuello y le señala con el índice.
-¡ Dale otras más! Se abre la bata y le enseña los pechos con sendos moretones.
-¡ Mira a mí cómo me dejó!

cuna mariano-anton serna