Hace muchos años un político hacía campaña. Elocuente en su discurso, la población escuchaba.
-Prometo hacerles el puente que tanto necesitan.
Del público una voz replicó.
-Aquí no hay río.
Pues también se los prometo.
Como dice el dicho “prometer no empobrece”.  Los políticos en campaña la exaltan.
No tarda en cumplir veinte años cuando escuché de un candidato de altura, ( por supuesto de estatura) que el problema de Chiapas que lideraba el subcomandate Marcos, lo resolvía en quince minutos. Recién escucho en la contienda  por la presidencia de la República que la corrupción se resuelve dando el ejemplo de honestidad. “las escaleras se barren de arriba hacia abajo” Un fenómeno social complejo que permea en todo el mundo, promete resolverse dando un ejemplo de santidad.
“De lengua me como un kilo”,. como dice el refrán.

Partidos-Cruz-750x441