El olvido puede ser una daga en el corazón cuando la omisión da pie al rostro de la la negligencia.

pregrado