Me sentí como un ave sin alas perdida en la selva. Envuelta en la oscuridad, no  dormí esperando la garra final. Falta poco para que llegue la mañana; mi corazón está agotado de tanto correr.

surrealismo