Las mujeres de Los Panchos

Lic. Edilberto Escobar Cascante*

No hace muchos años (2012) murió en Argentina Estela Raval (Palma Nicolina Ravallo). Estelita, para los que compartimos con ella algunas veces, Tela para sus tres hijos, sobrinos, hermanos y admiradores de peña, en el barriecito donde nació, desarrolló su vida de artista y murió. Tenía una voz extraordinaria y una voz suavecita, de esas que cuando uno la oye, dice: “¿Será que esta canta o será que lee un poema romántico?”. Era una voz privilegiada, un tono tan, pero tan melodioso que la garganta de la che fue calificada como un susurro, más allá de la opinión de la gran Virginia López, hasta antes de ella, la voz del amor. Estela fue una de las pocas voces femeninas privilegiadas que cantaron con el Güero Gil, con Chucho Navarro y Hernando Avilés; Julito, Johnny Albino, Enrique Cáceres y Raúl Shaw Moreno, en los mejores tiempos de Los Panchos. Con ocasión de su desaparición física la evocamos.

Junto con Eydie Gormé, Gigliola Cinquetti, María Martha Serra Lima y casi, casi, Vicky Carr, fue una de las mujeres de Los Panchos. Un club privilegiado y muy cerrado. Los acompañó a giras, grabó con ellos y fue a México a hacer largas temporadas, en los mejores teatros de la capital azteca de los años setentas. Se encontró con Los Panchos porque entre los años 70 y 71 estos estuvieron en Buenos Aires y Estela era en aquel tiempo la primera voz de los Cinco Latinos.

Ya antes Chucho Navarro y el Güero Gil habían discutido la posibilidad, no de incorporar una voz femenina permanente, en el trío, sino de buscar las mejores voces femeninas de la canción popular de ese tiempo para grabarles y Estela Raval era una de las escogidas. Fue por eso que buscaron en Buenos Aires a la famosa “macha argentina”, que esta ya se había dado a conocer con los Cinco Latinos, con un feelings muy parecido al de los Hermanos Silva de Chile con Teresita Silva.

Pero también Estela Raval hizo época no solo con Los Panchos, con quienes grabó tres LP (Martha, Tú me acostumbraste y Noche de ronda) sino que también lo hizo con Alberto Cortés, Olga Guillot, Vicky Carr, Ray Conniff, Paloma San Basilio, Johnny Mattis, Andy Williams, Sandro y Luis Aguilé. Murió después de 11 largos años de luchar contra el cáncer de mama.

Otra privilegiada mujer de Los Panchos fue Eydie Gormé, una voz hermosa, descubierta entre los clientes de la taberna Copacabana de Nueva York en 1964. Grabó con Los Panchos cuatro LP, entre los que destacaron Piel canela, Desesperadamente, Vereda tropical y Felices pascuas. Con ella Los Panchos conquistaron el mercado norteamericano, gracias a sus presentaciones con Eydie Gormé en los shows de Ed Sullivan, Johnny Carson, Jerry Lewis y Frank Sinatra.

Gormé grabó con Danny Rivera un bolero que a la fecha resuena por todos lados: “Para decir adiós”. Es justo en ese mismo tiempo cuando el famoso trío Los Panchos estuvo muy cerca de fichar a la también norteamericana Vicky Carr (Florencia Vicente de Casillas Martínez Cardona), pero por asuntos meramente de agenda la rubicolochuda texana no pudo concretar su sueño de cantar y grabar con Los Panchos, por eso el trío permitió que ella les grabara temas inéditos y de los que Vicky hizo grandes éxitos.

La tercera bendecida mujer de Los Panchos fue María Marta Serra Lima, nacida en la música en Buenos, Argentina.

Hay que agregarle a Silvia pinal e Imelda Miller ( no lo subo por que es de mala calidad) Sendero

Eydie Gormé