Meci y sendero

¿Me tardé mucho? — ¿Hiciste barquitos, mientras llegaba?, ¿me regalarás uno? quiero el que lleva un ojo de pirata, me gusta — ¿me lo das?
Te acaricio con ternura, mis ojos se humedecen, me acurruco en tu pecho —Eres un hombre grande, —te digo— pero me gusta que me ames con la dulzura de un niño.
Soy niño de la calle, tengo ojos de libro y pómulos de barro, quiero que me des tu fuerza de enredadera y me confieses cómo floreaste en el cielo,
Sonrío, me apego más a ti ; entre besos y susurros, me enredo, así jugamos para tocar el cielo…

margaritas