Hoy sentí el calor de la tarde. Merodeé por el vecindario y regresé a la cueva… yo amo la noche. Algo me pasa, ¡estoy intranquilo! me distraigo cuando vuelo… ¡no soy el mismo! ¡Tengo una rabia!