Despierta de piel,
con yescas en tus codos
sangre volcánica que refresca
el radiador de tus pechos.
Eres.
Inventora de trópicos,
barro y buganvilia, cabellera de verdes ríos
que das vida a la pluma, el canto
y al misterio que orbita en noches de susurros profundos.

Diosa de la noche nicte