Los Psiquiátricos normalmente están bardeados, con amplias banquetas donde transitan las gentes. La algarabía que se escucha, inquieta. Los ” locos” ¿a que jugarán? 
Gritaban a todo pulmón “ocho. ocho, ocho, ocho, ocho”. Un transeúnte se preguntó, ¿Qué estarán haciendo? para fortuna de él había un mirilla por donde un ojo podría ver dentro. La curiosidad pesó más, regresó sobre sus pasos, y  puso el ojo en la mirilla.
Sintió un dolor profundo y el ojo se quedó en oscuridad. Dentro.  los locos gritaban a coro “Nueve nueve. nueve”.

loco-manicomio