¡Mirala! ¡qué hace!
Es la noche que prepara su bebida,
tiene boldo, sauce y cáscaras de quina
¿para qué?
Así conserva su carácter fuerte.
Amarga su corazón, frita la alegría.- Eso dicen.
La he visto llorar en las noches, cuando prende el cigarro de hojas.

Dos mujeres en la ventana.

Murillo