El castigo

Siempre hizo la comida de mala gana. Cada vez que escuchaba que cocinaba como las diosas,  ella los mandaba a chingar su madre y recordaba a su esposo que le decía después de comer . “Dios te castigo vieja, mira que no te gusta la cocina y todo te sale como para chuparse los dedos”.

Cocina poblana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s