En Brasil, Millor Fernandes (escritor, dramaturgo y humorista) lanzó un desafío público con la siguiente pregunta:
 – ¿Cuál es la diferencia entre Político y Ladrón?
 Le llamó mucho la atención la respuesta de un lector:
 – “Estimado Millor, después de una larga búsqueda llegué a esta conclusión:
 La diferencia entre un político y un ladrón es que el primero lo elijo yo, y el segundo me elige a mi. ¿Estoy en lo cierto?”
 Esta fue la réplica de Millor:
 – “Apreciado señor, es usted un genio.” Es el único que logró encontrar una diferencia.

corrupcion