Nuestra insolencia,
hizo en la madrugada
tifones de odio.

dr atl.5