Juntos, como dos flores a orillas del rio bailamos con el viento.
tú, entre la hierba,
yo. junto a la roca

escucho tu voz suplicante:
“abejorro, llévame a la otra orilla
te daré el aroma de mis noches”

Pido a la catarina:
lleva mis sueños a la orilla, pósate en la flor  y susurrarle que no estará sola,

que a su lado crecerán pensamientos.

pensamientos